Avisar de contenido inadecuado

vehiculos anfibios

{
}

1¿Qué es un vehículo anfibio?

        2 ¿Cuáles fueron los primeros vehiculos anfibios?
·          3 ¿Actualmente dónde son utilizados estos vehículos anfibios?
hj 
 
1   1

Un vehículo anfibio (o, simplemente, anfibio), es un vehículo o aparato que puede operar tanto en tierra como en mar, por lo cual recibe el nombre de anfibio.[1]

La definición se aplica tanto a vehículos terrestres como marítimos y de cualquier envergadura, tanto con motor como sin él y que van desde bicicletas, automóviles, barcos, vehículos militares e incluso aerodeslizadores o ekranoplanos.

 

Vehículo anfibio LARC-5 Humvee de la Infantería de Marina de Argentina. Conocido localmente como VAR.

     2

En 1962 El diseñador Hans Trippel concibió un coche anfibio que llegó a atravesar

Parece que a nivel mundial la moda de los anfibios esta creciendo vertiginosamente, pero son para la sociedad del siglo XXI algo tal vez difícil de entender, sin embargo no son novedad, ya existían desde hace varias décadas. La industria automotriz alemana fue la precursora de los autos civiles anfibios (pueden nadar y caminar en tierra, dos en uno)
En 1962 El diseñador Hans Trippel concibió un coche anfibio que llegó a atravesar el Canal de La Mancha. Era un cabriolet con puertas herméticas y tracción a las ruedas posteriores o a dos hélices, siendo su velocidad en agua de 12 km/h. El motor que llevaban todos los Amphicar era el Triumph Herald, con 43 caballos de fuerza y la obra de ingeniería exclusiva, era la caja de cambios Hermes, con un sistema que le permite mover las ruedas y las hélices al mismo tiempo o indistintamente. Lleva dos hélices que le propulsan como a una verdadera "canoa automovil". Por ser su estructura de hierro, muchos fueron carcomidos por el óxido por falta de cuidado y los pocos que quedan están en poder de museos y de gente rara, que además no lo venden por nada. La producción total fué de 3.878 vehículos .En 1968 el Gobierno de Estados Unidos cambió las leyes náuticas y fue imposible seguir vendiéndolo, por lo que la empresa tuvo que cerrar, dado que absorbían el 90% de la producción. Hasta hoy, la mayor parte de la gente creía que los autos anfibios eran propiedad del ejército, o en el peor de los casos solo existían en la imaginación, ya ve que no es así.

    

Avenger 8x8 El ARGO Avenger es un vehículo anfibio con tracción a las 8 ruedas, refrigeración liquida y 674 cc, encendido electrónico. Usa gasolina sin plomo, bajo nivel de emisión de gases

Hoy en día de todas partes del mundo estan saliendo novedades en este campo, la compañía canadiense Argo acaba de dar a conocer sus nuevos vehículos anfibios de seis y de ocho ruedas, con tracción total. Con el permiso de conducir podemos llevar un vehículo Argo campo a través, por caminos y cuestas escarpadas, entre rocas o troncos caídos e incluso, y sin transformaciones, navegar por ríos, lagos y mares... en los que el sentido común y/o el permiso pertinente lo aconseje y/o permita.
El Argo, tanto en su versión de 6x6 como de 8x8, es imparable. Sus ruedas de baja presión se adaptan al terreno, actúan a modo de suspensiones y sirven como palas a la hora de navegar. Además, el vehículo cuenta con multitud de accesorios específicos.
Motorizados con un motor bicilíndrico de cuatro tiempos con potencias de entre 16 y 20 caballos, según el modelo -hay cinco-, y pueden transportar hasta cuatro personas en agua y seis en tierra. Cuentan con marchas largas, cortas, punto muerto y marcha atrás, y su conducción se realiza mediante dos palancas, la derecha con puño acelerador. La potencia pasa a las ruedas delanteras mediante un convertidor de par. Estas están conectadas con las demás mediante cadenas por lo que todas traccionan. Su manejo no es difícil. Se trata de vehículos de ocio y trabajo, no deportivo, con precios que oscilan en europa entre los 9.760 y 14.490 euros.

   

El Explorer es un semirrígido de 5,6 metros de largo con 3 ruedas retráctiles, 2 motorizadas electricamente, con las que obtiene en la tierra de una velocidad de 10 kilómetros por hora

Una rareza en esta modalidad es Sealegs Explorer de Sealegs Corporation Nueva Zelanda. El Explorer es un semirrígido de 5,6 metros de largo con 3 ruedas retráctiles, 2 motorizadas electricamente, con las que obtiene en la tierra de una velocidad de 10 kilómetros por hora, y en el agua puede llegar a los 60 kilómetros dependiendo del motor fueraborda con que se lo equipe. En analogía con el tren de aterrizaje de un avión, las ruedas se desplegan adentro y afuera del barco. Incluso el Sealegs Explorer no tendría ningún problema con suelos con rocas, fango o arena suelta en que un todo terreno malgasta toda su energía. La empresa opina que sus clientes principales son sobre todo habitantes de la costa quienes pueden salir de su casa desde la puerta trasera hasta entrar en las olas con su bote anfibio.

  

El Gibbs Aquada puede correr a una velocidad de 160 kilómetros por hora en tierra sin problemas y una vez que ingresa al agua, sus ruedas se retraen y aparecen turbinas, convirtiéndose repentinamente en un bote. Una vez en el agua, puede alcanzar una velocidad de casi 50 kilómetros por hora

Uno de los automóviles deportivos que más a causado sensación en el mercado Europeo, es el Gibbs Aquada. Por sus cualidades y tecnología, es el primer auto deportivo anfibio. Este automóvil es creado por la firma británica Gibbs, especialista en producción de tecnología para vehículos anfibios de alta velocidad (HSA). Esta tecnología con principios náuticos y todo lo que tiene que ver con las leyes de la marina, puede fácilmente caminar de una ciudad a otro como cualquier auto y si sus dueños quieren navegar en alta mar, también lo hacen sin problemas de quedar en el fondo del mar. Las tecnologías de Gibbs fueron establecidas por el empresario Alan Gibbs de origen inglés y Neil Jenkins de Nueva Zelanda. Alan Gibbs construyó su primer anfibio rápido en 1995. Poco después, él descubrió un concepto mejorado para levantar las ruedas de los autos y que pudieran entrar al agua y funcionar como botes rápidos. Reconociendo el potencial para la tecnología anfibia, él decidió construir un anfibio deportivo con producción completamente obediente a las regulaciones de la Infantería de Marina y a las reglas y regulaciones de un vehículo normal para tierra. En 1996 en un Lotus concluyó que la tecnología y cualidades del auto eran las aptas para su proyecto. En el mismo año, Alan Gibbs fundó tecnologías de Gibbs en Nueva Zelanda. El trabajo inicial del concepto fue emprendido en 1997 por Eurotech y MSX en Detroit, Estados Unidos. En 1999, emocionado por la tecnología, Neil Jenkins combinó su negocio para formar tecnologías Ltd en Reino Unido con Gibss y tomó la dirección para desarrollar lo que sería el Aquada. El proyecto fue llevado al Reino Unido, a su actual hogar, donde es ensamblado con bajos volúmenes y con toda la tecnología posible la Fórmula Uno. Así inició un proyecto que terminó en una realidad en el 2003 y son ellos los que han entrado al mundo los primero autos deportivos anfibios. Si usted quiere adquirir uno tendrá que desembolsar unos 90 mil dólares. El Gibbs Aquada puede correr a una velocidad de 160 kilómetros por hora en tierra sin problemas y una vez que ingresa al agua, sus ruedas se retraen y aparecen turbinas, convirtiéndose repentinamente en un bote. Una vez en el agua, puede alcanzar una velocidad de casi 50 kilómetros por hora (30 mph), Su tecnología es la misma de un auto Lotus y cuenta con equipamiento y estructura de bote para su función acuática. Gibbs señaló que el Aquada fue producto de un programa de desarrollo de siete años y de 60 nuevas patentes tecnológicas.

  

Humdinga un anfibio de alta velocidad de la impulsión a tiempo completo de cuatro ruedas (4x4 - HSA). Accionado por un motor de 350 es capaz de viajar en tierra a 160km/h y en el agua a 65km/h.

La empresa Gibbs sigue innovando en el tema anfibios y han lanzado su nuevo concept-Car el ' Humdinga ' - un anfibio de alta velocidad de la impulsión a tiempo completo de cuatro ruedas (4x4 - HSA). Accionado por un motor de 350 HP. ' Humdinga ' es capaz de viajar en tierra a 160km/h y en el agua a 65km/h. Aunque el nuevo utiliza la misma plataforma tecnológica patentada de HSA que el Gibbs Aquada, no comparte ningunas de las piezas o sistema con su precursor. Se ha diseñado específicamente para tener acceso al terreno alejado y hostil. El Gibbs Humdinga puede transportar comfortablemente a 5 personas. En tierra el Gibbs Humdinga acelera de de 0-100km/h en 9,2 segundos y en el agua puede alcanzar el ' planeo ' en menos de 10 segundos. y funciona en la gasolina sin plomo. El vehículo es 5,4 m en longitud, 1,8 m de altura y 2,00 m de ancho. Las transferencias de Gibbs Humdinga de la tierra al agua se hace tocando un botón. Las ruedas se contraen, las tracciones de las ruedas se transfieren a un sistema de propulsión del jet y el vehículo se convierte en modo anfibio. En apenas algunos segundos el conductor está conduciendo a una velocidad de cuarenta millas por hora en el agua. Siendo un concept-car, no se piensa que el Gibbs Humdinga será fabricado en su forma actual. El trabajo está actualmente en curso y el modelo de producción será introducido a su debido tiempo con un costo aproximado de 135.000 U$S

 

  

Primero es un auto que puede ir a 200 km/h, pero si usted gusta navega como una veloz lancha o comienza a volar como un auténtico “planeador” a una altura de cerca de 60 cm sobre el agua

El Rinspeed Splash quizás sea el más ingenioso en la categoría Anfibios Deportivos. Más que navegar, el audaz desarrollo de Rinspeed vuela sobre el agua. Esta sorprendente mezla de deportivo y lancha rápida es la última "locura" del carrocero Rinspeed, tradicionalmente encargado de elaborar sabrosas preparaciones para modelos muy deportivos, como algún que otro Porsche. En esta ocasión, para dar idea de su potencial en diseño e ingeniería, los de Rinspeed han decidido crear un vehículo anfibio que es capaz de circular por una carretera convencional y, después, transformarse en un barco para ir sobre las aguas.
En tierra, agua y aire La transformación casi mágica para convertir un vehículo de calle a uno flotante y luego volador, pudo hacerse realidad gracias a un sistema hidráulico electrónicamente controlado de alta presión con un grupo sofisticado de sensores que hacen posible esto.
Este cambio comienza con el panel trasero, el cual se levanta para convertir la conducción horizontal a una típica posición que adoptan los ocupantes de una lancha. Esta nueva forma de ubicarse concuerda con la convencional de una lancha impulsada con un motor fuera de borda con hélice de 3 aspas, la cual puede ser bajada a su posición de marcha desde los controles cercanos al volante.
La posición del conductor es infinitamente variable, lo que garantiza la posibilidad inmediata de propulsión apenas entra en el agua. Un sistema de transferencia envía la potencia de inmediato a las ruedas posteriores, a la hélice o a ambos, dependiendo de las órdenes del piloto. Comenzando con una profundidad del agua de unos 1.1 metros, el "Z-drive" podrá ser bajado durante todo el camino a su posición. Los comandos de la dirección entrarán por medio del volante y luego serán transferidos al "Z-drive" la cual se encarga de propulsar a tan sorprendente embarcación. Así, "suspendido" a 60 cm sobre el agua, el Splash alcanza sus mejores marcas de velocidad. Pero también puede funcionar como un anfibio normal, es decir, flotando directamente. En estas condiciones, con los "hydrofoils" retractados el "Splash", puede llegar a los 28 nudos, unos 50 km/h, suficiente rapidez como para utilizarlo de remolque de esquís acuáticos. El motor que emplea este original medio de transporte es de gas natural, un elemento que apenas contamina. Es el primer anfibio que emplea este tipo de energía. Este propulsor tiene dos cilindros y cubica 0,75 litros. Entrega un total de 140 CV y un par máximo de 15 mkg. gracias a su turboalimentación. Como el carro apenas pesa 825 kg, la aceleración es muy buena: 5,9 segundos en el 0-100 km/h. Su velocidad máxima en tierra es de 200 km/h.

  

HYDRA-TERRA el vehículo anfibio de transporte de pasajeros con uso civil con capacidad para 49 pasajeros. Puede ser equipadop con motores Turbo diesel de 200 o 300 HP

Si lo que buscamos son anfibios de transporte, también los hay, Cool Amphibious Manufacturers International es una empresa Norteamericana fabricante desde 1999 del HYDRA-TERRA el vehículo anfibio de transporte de pasajeros con uso civil con capacidad para 49 pasajeros. Puede ser equipadop con motores Turbo diesel de 200 o 300 HP con transmisiones automáticas allison y en el agua propulsado por una línea de eje y helice de bronce. La misma empresa ha combinado las mejores características de los yates de la clase del mundo y Motorhomes en un diseño revolucionario y único, el: Terra-Wind
Un modelo de vehículo anfibio desarrollado para navegar aguas tranquilas, de ríos, lagos o lagunas.No para navegación oceánica. Basado en el diseño Micro Omnibus, provee todo el lujo y las comodidades que cualquier otro Yate de categoría. Construído en aluminio y mas de 12 mts de eslora. La compañía ofrece equipar el vehículo con motorización a su elección, alojándolo en la parte posterior como todos los autobuses, colocado en uno de los tres compartimientos sellados totalmente. Cada uno de los tres compartimientos tiene una bomba automática de sentina, que antes de que se enciendan, otros sistemas de alarmas de seguridad se lo indicarían al conductor/Capitán.

 

El valor de este vehículo comienza en los 800.000 U$S y rapidamente puede sobrepasar el 1.000.000 de U$S dependiendo el equipameinto lujo y confort que optemos.

El funcionamiento de la unidad como yate es simple. Al entrar en el agua el conductor continúa la marcha hasta que las ruedas flotan libremente de la rampa. La transmisión de ruta se pone en la posición neutral y la transmisión marina se pone en propulsión. Una vez en el agua el manejo se hace con una especie de joestick. Un indicador del ángulo del timón está situado al lado de los controles Las ruedas delanteras se pueden utilizar conjuntamente con los timones para mejorar el manejo en el agua. Un instrumento adicional se proporciona para indicar el ángulo de las ruedas delanteras para el aterrizaje y dar vuelta. Para estabilizarlo, se utiliza dos pontones grandes de 4,5 mts de largo, en cada lado del coach/watercraft. Una vez que los pontones son extendidos, un control accionado en la cabina los infla para crear la sustentación lateral. Los mismos no son visibles cuando el viento de Terra está en tierra.

  3  3

Los intentos para conseguir un vehículo capaz de desenvolverse tanto en tierra como sobre el agua, son más antiguos aún que la propia historia del automóvil, remontándose las primeras experiencias nada menos que al siglo XVI cuando, bajo los auspicios del rey francés Enrique III se construyó una especie de barca con ruedas, arrastrada por caballos en tierra y movida por unas paletas accionadas manualmente en el agua.

 

Pero las primeras experiencias en este campo con vehículos a motor, datan de principios de siglo cuando, de forma esporádica, algunode los muchos inventores de aquella época trataron de construir modelos anfibios, con muy poco éxito en la mayoría de los casos.

 

La Primera Guerra Mundial supuso un importante espaldarazo a la todavía balbuceante industria automovilística, quedando claro el insustituible valor estratégico de los vehículos a motor en un conflicto bélico. Fue al final de la contienda cuando los militares pensaron en las posibilidades que podía ofrecer en versión anfibia uno de los más recientes inventos bélicos de aquella época: el carro de combate. En 1916 el ejercicio inglés efectuó pruebas con un carro de combate ligero, mientras que en 1918 se efectuó otro intento tomando como base esta vez un camión, consistiendo la modificación en acoplarle dos grandes cajones flotantes.

 

Terminada la guerra los militares de varios países siguieron experimentado en el campo de los vehículos anfibios, conscientes de la gran importancia que supondría para el avance de las tropas, no tener que detenerse ante un curso de agua, o sus posibilidades en otras acciones como desembarcos. En 1931 la empresa inglesa Vickers, especializada en vehículos militares, transformó  dos camiones de 3,5 toneladas, logrando resultados aceptables, llegando incluso a exportar a otros países algunas unidades de este modelo.

 

En 1935 el ejército francés transformó un carro de combate en anfibio, aunque sólo se construyó un prototipo que no pasó a la serie. Tampoco tuvo continuidad el interesante proyecto de la marca holandesa Daf aparecido en 1938. Se trataba de un 4 x 4 ligero, con motor central Citroën y dos puestos de conducción asimétricos, uno hacia delante y otro hacia atrás. Las cuatro ruedas además de motrices eran también directrices y el vehículo demostró una buena capacidad para desenvolverse en zonas pantanosas, aunque sólo se construyeron dos prototipos.

 

El único proyecto que tuvo continuidad fue el americano de los LVT (Landing Vehicled Tracked). Los orígenes de este modelo se remontan a 1931, cuando el ingeniero retirado norteamericano Donald Roebling diseñó para los guardacostas de Florida (zona donde abundan los terrenos pantanosos) un vehículo oruga capaz de desenvolverse en el agua, gracias a las propias agua que contaban con una especie de paletas para propulsar al vehículo.

 

Este proyecto pronto interesó al cuerpo de Marines, quienes probaron el modelo y encargaron varias unidades. A partir de 1941 se construyeron diversas variantes, con distintas capacidades de carga y motorizaciones, siendo empleados en todos los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial. Los LVT en su última evolución continúan en servicio en la actualidad en numerosos ejércitos, incluido el español.

 

 

 


 

  

 

  

 

   

 
 
 
 
 
 
{
}
{
}

Deja tu comentario vehiculos anfibios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre